lunes, 27 de mayo de 2013

LA LOCURA DE VIVIR

En el día de hoy os dejamos con un texto que nos habla del poder del aprendizaje y de la toma de decisiones cuando llegan malos (y buenos, ¿por qué no?) tiempos. Juan Carlos Canto, autor de este post, está cursando actualmente la formación en Sexualidad de la Escuela de Pacientes y también conduce un blog personal que desde aquí os recomendamos fervientemente. Al final del texto encontrareis el enlace. 
Que disfrutéis de este canto a la vida.
Gracias Juan Carlos.  

La locura del vivir viene del miedo a no saber vivir. Para disfrutar de la vida y que no se convierta en un absurdo hay que querer vivir, vibrar con lo que acontece, sentirse vivo asumiendo los riesgos y gritar. Gritarle a la vida: ¡!Sí, estoy aquí y estoy vivo¡¡ Porque la vida nos trae tormentas constantes y su paz subsecuente. Ante la vida hay que presentarse con paraguas y chubasquero. Hay que reunir recursos y pertrechos para afrontar la tempestad, cuando llegue. Y, tener la humildad suficiente para sentirnos uno/a con la vida. La vida mana y permanece en un constante compas de vida-muerte-vida, mientras que nosotras, las personas, somos finitas. ¿Por qué –nos preguntamos-  para lograr una vida más agradable, más atrayente y más serena, no desarrollamos el mismo esfuerzo que desplegamos, por ejemplo, para disimular una arruga?

Para saber vivir hay que aprender a vivir. Desde que nacemos vamos adquiriendo instrumentos, aparejos, artilugios y armas que, a la vez, nos van conformando en personas atrevidas o vacilantes, cobardes o valientes, emprendedoras o prudentes según nuestros progenitores, educadores, entorno, historia y cultura y/o lo que se torne. Porque la vida para todas y todos es igual, sin embargo no todas las personas la vivimos de la misma manera. Lo que para unas es un día sombrío de tormenta para otras es una oportunidad de salir a bailar bajo la lluvia. 


Ya sabemos que la vida es hermosa y a la vez trágica. Porque la vida es así. Depende de nosotras mismas y de nosotros cómo gestionemos lo uno y/o/u lo otro. Podremos fijarnos metas y constantemente, una tras otra, sobrepasarlas sin encontrar el consuelo del resultado. Decía Gandhi: “jamás renuncies a las acciones, renuncia a los resultados”. Podríamos decir aquí: jamás renuncies a vivir, renuncia a la muerte.

La Historia nos muestra cómo, en todos los tiempos y en todos los lugares, los hombres y las mujeres han buscado fórmulas para vivir más y mejor, porque la vida es finita, para el ser humano.

Una de estas fórmulas de seguro es cuidar nuestra salud. Y, un elemento nuclear es cultivar el conocimiento que tenemos de nuestro cosmos sexual y practicar una sexualidad que sacie nuestra “sed de piel”. Depende del entendimiento y proceder sano de nuestra sexualidad para que nuestra vida sea íntegra. Experimentémosla con calidad, con sapiencia y sensatez para disfrutar de una vida que nos ha sido dada.

La vida, vivámosla en presente. Disfrutemos del aquí y ahora. Que nos llamen locos y locas por derrochar lo que tiene y dilapidar los días. Loco o Majareta que es lo mismo, pero más castizo, por ser arriesgados/as y atrevernos a gritar, gritarle a la vida. 

Al menos, para mí, la vida suena con una cadencia armoniosa y una sonoridad que me permite, al prestarle el oído, gozarla. Ya que la vida se me ofrece cálida y vibrante, a la vez que fría, silenciosa y discreta, con esto la vivo. Es la única que tengo, según la razón me alcanza.  

Y es, cuando uno descubre los sentidos profundos  que orientan toda la vida, que quiere gritarle: 

¡!SÍ, ESTOY AQUÍ Y ESTOY VIVO¡¡ 


Me dijeron una vez que un solo instante, una mirada compartida entre dos personas, crea un vínculo que perdura para la eternidad. Espero que este texto nos acerque y nos vincule.



juan carlos canto manteca

3 comentarios:

  1. Juan Carlos me ha gustado tu post,al igual que tu estoy haciendo la Formacion que en la cual estoy aprendiendo. mas de lo que podia imaginar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antoñi!! claro que sí, creo que todos/as estamos aprendiendo.
      Te leo por los foros y me parecen interesantes tus aportaciones y las de los demás, también.
      Y al respecto del curso y para poner los dientes largos a aquellas personas que lean este post y el comentario, hoy, en la lectura del primer documento del segundo bloque (psicología de la sexualidad, autoría de Inmaculada Fernández Agis), me ha dejado removido el siguiente párrafo: "la sexualidad se experimenta y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos" Y, también nos expresa que: "De hecho, cuando se mantienen relaciones sexuales nos medimos a nosotros
      mismos,... De alguna forma, “somos lo que somos en la cama”.
      Y a reflexionar que me toca. Cómo mejorar en la cama para ser mejor en mi vida y/o cómo mejorar mi vida para ser mejor en la cama.
      ¿qué te parece?
      ¡gracias!

      Eliminar